En marzo, recibimos la certificación PCI DSS 3.2, la cual busca frenar cualquier fraude de filtración de información relacionado con tarjetas de crédito. Esto permite demostrarles a nuestros clientes, las buenas prácticas que utilizamos para el procesamiento de la información sensible de nuestros usuarios.

Esta certificación tiene una vigencia de 12 meses y el proceso de auditoría tiene un tiempo de gestión de 10 meses.

La obtuvimos por mostrar controles de seguridad “maduros” para usar adecuadamente datos financieros sin llegar a comprometer en temas legales a nuestros clientes.

Para obtenerla contamos con el apoyo de algunos de ellos, al confiar en nosotros para gestionar su flujo transaccional con tarjetas de crédito, por medio de los IVR de pago desarrollados por emtelco, que cabe resaltar, son muy seguros.

Hoy en día, contamos con certificados en PCI DSS desde el 2015 y en todos los años posteriores hemos mantenido la certificación y los estándares de tecnológicos de seguridad permitiéndonos acumular hasta la fecha un total de 7 certificaciones. Al respecto, Laura María Vélez, Jefe de Seguridad, de la Información y Continuidad de Negocio aseguró:

“Sostener las certificaciones PCI DSS 3.2 y la ISO 27001 es un reto muy grande, y más ahora con el gran cambio que tuvieron todas las empresas hacia el mundo digital; por ejemplo, el hecho de garantizar que la información esté segura desde los hogares. Todo esto obligó a la Dirección de Tecnología a pensar de una manera diferente y como un equipo de alto rendimiento, cómo podíamos proteger la información de una manera diferente a la tradicional.

Para la certificación PCI DSS 3.2 nuestro actor principal fue Dilan Manuel Muñoz, Ingeniero de Seguridad y mi mano derecha, junto a quien en estos 4 años hemos cumplido con todos los retos y los protocolos de seguridad de la información para garantizar la confianza a nuestros clientes. Detrás de Dilan estuvo todo el equipo de la Jefatura de Seguridad de la Información, incluyéndome, dándole el liderazgo y mantenimiento a la misma; por eso, quiero destacarlo a él y a todo el equipo, porque gracias a todos hoy somos una gran oficina con excelentes resultados”

Este logro nos permite obtener grandes ventajas y beneficios al competir en licitaciones y contar con un proceso tecnológico con las medidas de seguridad correspondientes para salvaguardar los datos sensibles de nuestros clientes, lo que transmite confianza y mejora la experiencia en el tratamiento de información clasificada como financiera asociada al uso de tarjetas de crédito.

Compartir

En marzo, recibimos la certificación PCI DSS 3.2, la cual busca frenar cualquier fraude de filtración de información relacionado con tarjetas de crédito. Esto permite demostrarles a nuestros clientes, las buenas prácticas que utilizamos para el procesamiento de la información sensible de nuestros usuarios.

Esta certificación tiene una vigencia de 12 meses y el proceso de auditoría tiene un tiempo de gestión de 10 meses.

La obtuvimos por mostrar controles de seguridad “maduros” para usar adecuadamente datos financieros sin llegar a comprometer en temas legales a nuestros clientes.

Para obtenerla contamos con el apoyo de algunos de ellos, al confiar en nosotros para gestionar su flujo transaccional con tarjetas de crédito, por medio de los IVR de pago desarrollados por emtelco, que cabe resaltar, son muy seguros.

Hoy en día, contamos con certificados en PCI DSS desde el 2015 y en todos los años posteriores hemos mantenido la certificación y los estándares de tecnológicos de seguridad permitiéndonos acumular hasta la fecha un total de 7 certificaciones. Al respecto, Laura María Vélez, Jefe de Seguridad, de la Información y Continuidad de Negocio aseguró:

“Sostener las certificaciones PCI DSS 3.2 y la ISO 27001 es un reto muy grande, y más ahora con el gran cambio que tuvieron todas las empresas hacia el mundo digital; por ejemplo, el hecho de garantizar que la información esté segura desde los hogares. Todo esto obligó a la Dirección de Tecnología a pensar de una manera diferente y como un equipo de alto rendimiento, cómo podíamos proteger la información de una manera diferente a la tradicional.

Para la certificación PCI DSS 3.2 nuestro actor principal fue Dilan Manuel Muñoz, Ingeniero de Seguridad y mi mano derecha, junto a quien en estos 4 años hemos cumplido con todos los retos y los protocolos de seguridad de la información para garantizar la confianza a nuestros clientes. Detrás de Dilan estuvo todo el equipo de la Jefatura de Seguridad de la Información, incluyéndome, dándole el liderazgo y mantenimiento a la misma; por eso, quiero destacarlo a él y a todo el equipo, porque gracias a todos hoy somos una gran oficina con excelentes resultados”

Este logro nos permite obtener grandes ventajas y beneficios al competir en licitaciones y contar con un proceso tecnológico con las medidas de seguridad correspondientes para salvaguardar los datos sensibles de nuestros clientes, lo que transmite confianza y mejora la experiencia en el tratamiento de información clasificada como financiera asociada al uso de tarjetas de crédito.

Comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Habeas Data
Artículos relacionados
También te puede interesar

Pin It on Pinterest

Share via
Copy link
Powered by Social Snap